sábado, 13 de septiembre de 2008



Otoño había llegado y con él la melancolía del verano.